NUESTROS SEGUIDORES DE FACEBOOK

Un precioso "Time Lapse"

Solemos llamar time-lapse a una secuencia de vídeo acelerada, donde los acontecimientos suceden a una velocidad mucho más rápida de la normal.

Aquí tenéis un precioso ejemplo de time lapse, extraído de Vimeo, que podéis disfrutar a pantalla completa con una calidad HD:

Pincha a continuación para verlo:            Timelapse Reel 4 
Existen varios métodos para la realización de videos con la técnica Time-Lapse, entre los que se encuentran:
  • Grabar una secuencia con una vídeo cámara, para posteriormente acelerar la película en cualquier programa de edición de vídeo.
  • Otro método es la captación de imágenes a determinados intervalos de tiempo. Vamos disparando una fotografía cada cierto tiempo, y al unir esas imágenes en un programa de edición de vídeo en nuestro ordenador, obtenemos una película con el efecto de imagen acelerada característico del time-lapse.

Esta técnica tiene múltiples usos entre los que destacan:
  • Mostrar sucesos cuya duración es excesiva para ser visualizada. Un ejemplo de esto es el siguiente vídeo, en el que se muestra el crecimiento de plantas en muy pocos segundos. Se tomo una fotografía al día durante 4 meses.

Pinchar a continuación para verlo:   http://youtu.be/dluGWF7nHtA

 

  • En algunas películas o series, se muestra al personaje central de la acción a velocidad normal, mientras el fondo se mueve a velocidades muy superiores.
  • Cuando no se dispone de una videocámara, pero si de una cámara fotográfica.


Coliseo de Roma

Ninguna visita a Roma está completa sin haber visto el Coliseo Romano, el magnífico y gigante anfiteatro diseñado como arena para peleas de animales y peleas de gladiadores y con asientos para 55.000 espectadores. Ante los espectáculos que allí tenían lugar, se sentaban cerca de la arena  el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad.

El Coliseo de Roma es un gran anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I en el centro de la ciudad de Roma.

Originalmente era denominado Anfiteatro Flavio en honor a la Dinastía Flavia de emperadores que lo construyó, y pasó a ser llamado Colosseum por una gran estatua ubicada junto a él, el Coloso de Nerón, no conservada actualmente.


Por sus características arquitectónicas, estado de conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica, y el 7 de julio de 2007, fue reconocida como una de las nuevas siete maravillas del mundo.

El Coliseo se encuentra justo al este del Foro Romano y muy cerca del Arco de Constantino, un monumento de 25 metros de altura construido en el año 315 D.C. que también vale la pena observar.

Arco de Constantino

El Anfiteatro Flavio es un enorme edificio ovalado de 189 metros de largo por 156 de ancho, y de 48 metros de altura, con un perímetro de la elíptica de 524 metros. Se suele decir que este edificio ha sido un modelo para los recintos deportivos modernos, ya que tiene un diseño ingenioso y soluciones eficaces a problemas actuales.


El terreno de juego propiamente dicho era un óvalo de 75 por 44 metros, y en realidad era una plataforma construida en madera y cubierta de arena. Todo el subsuelo era un complejo de túneles y mazmorras (el hipogeo) en el que se alojaba a los gladiadores, a los condenados y a los animales. El suelo disponía de varias trampillas y montacargas que comunicaban con el sótano y que podían ser usadas durante el espectáculo.







Sótanos del Coliseo

El plano de la arena tenía un completo sistema de drenaje, conectado a cuatro imponentes cloacas. Se ha sugerido que obedecen a la necesidad de evacuar el agua tras los espectáculos navales. Sin embargo parece ser que ya Domiciano, abandonando la idea de la naumaquia, pavimentó las cloacas y colocó en la arena los montacargas para los combates de gladiadores. La cubierta de madera ya no se conserva, con lo que todo el laberinto subterráneo permanece hoy al aire libre.

En esta magnífica edificación se llevaron a cabo todo tipo de espectáculos a través del tiempo, tales como batallas navales (mediante excelentes trabajos de ingeniería se inundaba la arena), recreación de batallas famosas, dramas basados en la clásica mitología romana, además de los ya conocidos juegos de gladiadores.

El Coliseo se usó durante casi 500 años, celebrándose los últimos juegos de la historia en el siglo VI, bastante más tarde de la tradicional fecha de la caída del Imperio romano de Occidente en el 476 d. C. 

El edificio dejó de ser usado para estos propósitos en la Alta Edad Media. Más tarde, fue reutilizado como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera.

De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los prisioneros martirizados durante los primeros años del Cristianismo. Esta medida contribuyó a detener su expolio y a procurar su conservación.

El gran terremoto de 1349 dañó severamente la estructura del Coliseo, haciendo que el lado externo sur se derrumbase. Muchas de esas piedras desprendidas fueron reutilizadas para construir palacios, iglesias (incluido el Vaticano), hospitales y otros edificios en toda Roma.

Una orden religiosa se asentó en el tercio norte del Coliseo y siguió habitándolo hasta principios del siglo XIX. Las piedra del interior del anfiteatro fue picada en exceso, para reutilizarla en otra parte o (en caso de la fachada de mármol) quemarla para obtener cal viva. Las abrazaderas de bronce que sostenían la mampostería fueron arrancadas de las paredes, dejando numerosas marcas. Aún hoy pueden observarse dichas cicatrices en el edificio.


A pesar de que ahora se encuentra en ruinas, debido al daño causado por terremotos y ladrones de piedra, el Coliseo ha sido visto desde siempre como un icono de la Roma Imperial y hoy es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.


Fuente: Wikipedia

Gira 2010 de Bunbury en España. Las Consecuencias Tour.


Ya se han publicado las cinco primeras fechas de "Las Consecuencias Tour" en España.

El dos de septiembre se pondrán a la venta las entradas para las cinco únicas ciudades españolas que se incluirán en "LAS CONSECUENCIAS TOUR":
El día 20 de Noviembre inicio de gira en el Palacio de Congresos de Valencia, recinto que acogió el concierto de Enrique en diciembre de 2002 con Flamingos donde muchos estuvimos presentes (casualmente también primer concierto de los españoles). El 27 en el Málaga Auditorio Club, el 1 de Diciembre en el Palacio de Deportes de Madrid (todo butacas), el 3 en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza (todo butacas) y el 10 de diciembre cierre de la gira en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, donde ya tocó con Nacho Vegas en el Tiempo de las Cerezas.

Machu Picchu (Perú)

Machu Picchu ("Montaña Vieja") es el nombre contemporáneo que se da a un antiguo poblado andino inca de piedra construida principalmente a mediados del siglo XV en el promontorio rocoso que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu en la vertiente oriental de los Andes Centrales, al sur del Perú.

Machu Picchu está en la Lista del Patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde 1983, como parte de todo un conjunto cultural y ecológico conocido bajo la denominación “Santuario histórico de Machu Picchu”.
El 7 de julio de 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas maravillas del mundo en una ceremonia realizada en Lisboa, Portugal, con la participación de cien millones de votantes del mundo entero.

(Escucha música andina) Pincha aquí: ">

Para llegar hasta el Machu Picchu, el sistema más cómodo es mediante el tren que nos llevará desde Cuzco hasta el pueblo de Aguas Calientes. Cuatro horas de viaje en el que cruzaremos por impresionantes paisajes, y en el que veremos cómo, en su subida, vamos dejando a nuestro pies la ciudad imperial de Cuzco. Una vez en Aguas Calientes, habremos de tomar uno de los autobuses que continuamente parten hacia el santuario. Tras unos 20 minutos de tortuoso camino, nos encontraremos a las puertas del Machu Picchu .


El sitio era conocido como Picchu, Piccho, o Picho, durante la época colonial y constaba de dos partes: Machu ("viejo") y Wayna ("joven"). Picchu quiere decir "cerro" y, por lo tanto, el nombre es simplemente descriptivo. Bien pudo ser Patallaqta ("pueblo en lo alto"), que era el "pueblo" o la "casa" donde se guardaba la momia de Pachakuteq. En la ciudadela de Machu Picchu vivían pocas personas -probablemente no más de 200 o 300-, y, si la sospecha es cierta, todas ellas eran de alto rango y estaban ligadas al linaje del Inca; es decir, eran descendientes del fundador del Tawantinsuyu. 


Esta maravilla es un asentamiento que los Incas construyeron durante el siglo XV, al parecer como mausoleo para Pachakuteq, el fundador del imperio Tawantinsuyu. Esta ciudad mausoleo presenta grandes edificaciones de piedra que se reparten entre el barrio alto o Hanan y el bajo o Hurín.
  •   En el barrio alto nos encontramos el Templo del Sol, algunos palacios y sobre todo, el Intihuatana, un monumento desconocido del que no se sabe bien si es un altar, un reloj solar o un observatorio astronómico
Recinto curvo del Templo del Sol o Torreón
  • En la parte baja se concentran las edificaciones más pobres, casas, talleres… Entre la parte alta, la considerada “santuario” y la baja, hay conexiones en forma de caminos y estrechas callejas, casi siempre en forma de escalinatas, que se entrecruzan en las conocidas terrazas. Un muro parecía rodear y separar a la parte de los edificios y templos donde se celebraban los ceremoniales.
Vista del conjunto de los Morteros

Pero quizás, la parte más impresionante, se encuentre en la zona norte del Santuario, en la parte alta de la ciudadela. Detrás de la roca sagrada, hay una escalinata que sube hasta el Wayna Picchu, la Montaña Joven. 

Merece la pena el esfuerzo de atravesar la colina conocida como Uña, y trepar por los difíciles escalones tallados en la misma montaña, para alzarse en la cima, y admirar desde allí el bellísimo paisaje que se extiende a nuestros pies. Allí, a una altura de 2.720 m. sobre la piedra labrada de la “Silla del Inca”, veremos extendidos a nuestros pies todo el santuario del Macchu Picchu como si se tratara de una estampa fotográfica robada al tiempo; y mucho más abajo, todo el cauce del río sagrado del Urubamba y los valles y quebradas que forman la Cordillera de los Andes.


Vista de la ciudad perdida de los Incas, con el Wayna Picchu de fondo.


El santuario de Machu Picchu está en medio del bosque y tiene pocos espacios planos, de modo que para cultivar hubo que deforestar y construir terrazas. Según estudios recientes, aparte de maíz, también se sembraba coca en los andenes que rodean a la ciudadela. Del mismo modo, pudo cultivarse frutales y tubérculos de los tipos que todavía hoy se siembran en la zona, incluyendo la yuca y el camote. 



Machu Picchu visto desde Huayna Picchu

Tiene un clima constante, templado, que oscila entre los 10 y los 21oC, con las temperaturas más bajas en las mañanas y las más altas al mediodía, y sin grandes cambios en el curso del año. Se trata de un ambiente húmedo, característico de esta sección oriental de los Andes

El santuario de Machu Picchu está dividido en dos grandes sectores -uno el sector agrícola y el otro el urbano, o la ciudadela- de los cuales el primero rodea al segundo. Podríamos considerar el cerro Wayna Picchu como un tercer sector. 

El sector urbano estaba rodeado de medios que impedían el acceso al santuario, como el muro de defensa y la profunda y ancha zanja, o foso seco, que rodeaban todo el conjunto, no como parte de una fortificación militar, sino como una forma de aislamiento ceremonial restringido.
Vista exterior del Templo de las tres Ventanas

El sector agrícola
La ciudadela de Machu Picchu está rodeada de terrazas agrícolas, algunas más vistosas que otras, de tal modo que la agresiva y desigual pendiente del cerro se transforma en una superficie escalonada que cubre los desniveles de las laderas con terrazas totalmente planas. Como estas siguen las curvas de nivel, sus contornos sirven, además, para redibujar con líneas firmes

En hanan, que está al oeste, se sitúan los espacios sagrados más vistosos, como el mausoleo real, que contiene el torreón y la cripta; el palacio real; el templo mayor, y una plataforma piramidal que alberga una escultura conocida como intiwatana ("reloj solar").

Intiwatana o reloj solar

Cerca del ingreso al santuario, en el extremo suroeste, hay otro grupo de edificios y, además, un espacio rocoso que en sus tiempos sirvió de cantera.
Templo Principal
                          
Las construcciones incaicas se caracterizaron por adaptar sus formas a las condiciones del terreno sobre el cual se asentaron. Reservaron los suelos planos naturales para los campos de cultivo, y trasladaron los usos de vivienda u otro tipo de construcción a los terrenos en laderas. 

Así, la mayor parte de sus obras de uso no agrícola fueron hechas en terrenos rocosos, irregulares o en pendientes no cultivables. Es más, cuando faltaban terrenos planos -como es propio en la mayor parte del territorio cordillerano- los habilitaban en forma de terrazas, y produjeron artificialmente campos eficientes para el cultivo y para la vivienda. 

Machu Picchu no es, pues, un caso excepcional. Por eso, tanto este sitio como la mayor parte de los asentamientos incaicos están construidos sobre terrazas y aparecen escalonados, con sus senderos y redes de comunicación convertidos en escalinatas.
Llama inca en lo alto de un cerro

Bunbury colabora con Loquillo. "El hombre de negro"


Bunbury, Loquillo, Andrés Calamaro y Jaime Urrutia vestidos de riguroso negro en medio del desierto haciendo su particular homenaje al ‘Man in Black’ del gran Johhny Cash, admirado por los cuatro como buenos rockeros que son.

Chichén Itzá - México

Chichén Itzá es uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán, en México.

La arquitectura masiva que ha llegado hasta nuestros días y que hoy es emblemática del yacimiento, tiene una clara influencia tolteca.

El dios que preside el sitio, según la mitología maya, es Kukulcán, representación maya de Quetzalcóatl, dios tomado del panteón de la cultura tolteca. 
Dicho esto, hay que considerar que Chichén Itzá fue una ciudad o un centro ceremonial, que pasó por diversas épocas constructivas e influencias de los distintos pueblos que la ocuparon y que la impulsaron desde su fundación.


La zona arqueológica de Chichén Itzá fue inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. El 7 de julio de 2007, fue reconocida como una de las Nuevas Maravillas del Mundo, por una iniciativa privada sin el apoyo de la UNESCO, pero con el reconocimiento de millones de votantes alrededor del mundo.
Chichén Itzá tuvo su máximo esplendor en el siglo IX dC cuando se convirtió en uno de los centros políticos más importantes de Centroamérica. Allí, los mayas levantaron construcciones con taludes y muros verticales y representaciones del dios pájaro-serpiente, Kukulcán, tales como el castillo (o Templo de Kukulcan), el Templo de los Guerreros, el Observatorio, Tzompantli, el Osario, y el Juego de Pelota, que son sólo parte de la grandeza de esta civilización y antigua metrópoli Maya.
Los múltiples y monumentales edificios de la gran explanada de Chichén Itzá están presididos por el Templo de Kukulcán, llamado por muchos "el Castillo", construido entre los años 300 y 450 d.C, fue uno de los edificios más notables de la arquitectura maya. El edificio se cataloga como un mausoleo por la gran cantidad de tumbas que se han hallado.
Es una pirámide de cuatro lados que culmina en un templo rectangular. Se asienta sobre una plataforma rectangular de 55,5 metros de ancho y tiene una altura de 24 metros. Cada lado de la pirámide tiene una gran escalinata, 91 escalones por lado y 1 más que conduce al templo superior, dando 365 escalones, uno por día del año. Balaustradas de piedra flanquean cada escalera, y en la base de la escalinata norte se asientan dos colosales cabezas de serpientes emplumadas, efigies del dios Kukulcán.

El Templo de Kukulcán, principal estructura de Chichén Itzá, demuestra los profundos conocimientos de matemáticas, geometría, acústica y astronomía que los mayas poseían. Al ser una sociedad inicialmente agrícola, los mayas observaron con detenimiento el comportamiento de las estaciones, las variaciones de las trayectorias del Sol y las estrellas, y combinando sus conocimientos, lograron registrarlos en la construcción del templo dedicado a su dios Kukulcán.

Hacia finales del siglo XX el turismo en Chichén Itzá se incrementó y fue cuando accidentalmente los guías de turistas descubrieron un efecto acústico que se produce en la escalinata NNE de la pirámide. Si una persona aplaude de forma frontal a unos 40 metros en la perpendicular de la escalinata, el sonido del aplauso se propaga hacia el peralte de los escalones y rebota en forma de eco distorsionado, es decir la reflexión del sonido se escucha diferente a la fuente (aplauso), provocando un chirrido semejante al canto de un Quetzal.
Cuando alguien aplaude frente a una de las cuatro escaleras, el sonido del aplauso no golpea contra una superficie vertical plana, sino contra muchas pequeñas superficies verticales, los altos contra escalones, y cada una alejada por unos centímetros, distancia que es la angosta base de cada escalón. Así, el eco es múltiple, y llega cada rebote con un pequeño desfase respecto al anterior. Primero llegan los ecos de los escalones más bajos, y luego van llegando de manera continuada los rebotes sucesivos hasta los más altos, uno tras otro. La escalinata se convierte en un difractador de sonido gigante.

El resultado final de todo este juego de geometría acústica es una sucesión de ecos casi pegados, y de distintos tonos (tonos más altos, para los escalones de abajo, y tonos más bajos para los de más arriba). El oído humano no puede discernir las diferentes ondas sonoras que llegan en milisegundos y las asimila como un sonido continuo que va cambiando el tono y produce el efecto antes escuchado.
Fuente: remoturbo, en youtube

El canto del quetzal, creado por los ecos de la pirámide, no sería posible si sus escalones fueran más anchos y no tan altos. Este eco cambiaría y se asemejaría a un sonido de frecuencia más baja. Aquí podríamos justificar las incómodas escaleras, que quizás no estaban pensadas para subir, sino para ser un resonador.

Al atardecer de los equinoccios de primavera y otoño, se observa en la escalinata NNE del Templo de Kukulcán una proyección solar serpentina, consistente en siete triángulos isósceles de luz invertidos, como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio durante el ocaso. 
Conforme avanza el tiempo parece descender del templo una serpiente y el último reducto de luz se proyecta en la cabeza de la serpiente emplumada que se encuentra en la base de la escalinata.

Este fenómeno ocurre en marzo y septiembre, y puede observarse aproximadamente durante un período de cinco días en las fechas más próximas a los equinoccios, la duración del efecto comienza aproximadamente 3 horas antes del ocaso, al principio de estas horas se puede ver en la balaustrada una forma de luz ondulada que poco a poco se va cerrando para formar 7 triángulos isósceles, los cuales solo pueden verse durante 10 minutos, después comienzan a desaparecer paulatinamente. Los mayas realizaban una serie de preparaciones durante cuatro días y el quinto era motivo de gran celebración. Aparentemente era en la lengua de la serpiente donde se colocaban diversas ofrendas al dios Kukulcán.

Es en este juego admirable de luz y sombra, que representa la "bajada" de Kukulcán a la tierra, como quisieron los mayas simbolizar el mandato superior de acudir a la labor agrícola, ante la inminencia de la llegada de las lluvias, al concluir el mes de marzo en que se inicia la temporada de siembra de la milpa en la región. Se infiere, por ende, que ese espectáculo que hoy vemos como mágico, tenía que ver con la estabilidad social de los mayas.
    
El observatorio: conocido también como El Caracol, se considera una obra intermedia, pues tiene elementos mayas y toltecas. Es un edificio con una torre circular al centro, el primer cuerpo de la torre es macizo, luego existe un cuerpo intermedio con una escalera de caracol y el núcleo central, por último un cuarto superior donde se observaba el movimiento de los astros, aquí también aparecen pequeñas aberturas dirigidas a los puntos cardinales y puntos astronómicos de importancia.


Plataforma de Cráneos o Tzompantli: plataforma en forma de T que mide 60 metros de largo por 12 de ancho. Aquí se encontraron hileras de calaveras, colocadas en estacas, se labraron en relieve alrededor de la estructura, así también aparecen águilas y guerreros con cabezas humanas en las manos.


El Templo de los Guerreros: también conocido como el Grupo de las Mil Columnas, por las hileras de columnas y pilares que posee el templo al frente y a un lado del mismo.


El templo consta de dos amplios cuartos y  a la entrada hay dos hermosos pilares serpentiformes con las cabezas de las serpientes en el suelo y las colas de cascabel en las partes superiores.


El juego de pelota ubicado en Chichén Itzá es el más monumental de los realizados por los Mayas. Este complejo de estructuras es una cancha rectangular a cuyos lados más largos se encuentran dos muros altos, de aproximadamente 12m. de alto, que forman una larga galería sin techo, en los cuales hay empotrados sendos discos en posición vertical por los que los jugadores debían hacer pasar una pelota de hule.

El espacio interior de la cancha de juego mide aproximadamente 160m. de largo y tiene un ancho de 60m.


En esta cancha se pueden escuchar los susurros que los turistas emiten al otro lado del campo. No hay continuidad entre sus muros, ni los muros tienen la superficie curva. Se produce un efecto de refuerzo de la onda sonora emitida que llega hasta el otro extremo con el mismo nivel sonoro o un poco más bajo. Difícil de determinar cuál es el elemento clave para que se produzca dicho efecto sin un estudio o una simulación de porqué ocurre.

En el juego en sí participan dos equipos, cada uno capaz de golpear el balón sólo con los codos, las muñecas o las caderas, y el objeto era golpear la pelota a través de uno de los aros de piedra en las paredes de la corte.

Si miramos los grabados de las paredes más bajas de la corte, vemos representados miembros del equipo en las que la sangre brota de su cuello sin cabeza, mientras que otro tiene la cabeza en alto. Algunas personas piensan que el capitán del equipo perdedor era ejecutado por el ganador, mientras que otros sugieren que los ganadores recibían un sacrificio honorable. Nadie lo sabe a ciencia cierta. Se dice que el juego fue utilizado ya sea como método de solución de controversias, o como una ofrenda a los dioses, tal vez en tiempos de sequía. Sólo los mejores fueron seleccionados para jugar y para ser sacrificado de esta manera era un gran honor.


fuente: wikipedia