NUESTROS SEGUIDORES DE FACEBOOK

Pirineo: Pradera de Ordesa- Cola de Caballo, por la Senda de los Cazadores

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está ubicado en el Pirineo central de Huesca, comarca del Sobrarbe, Aragón.

Nuestra ruta comienza en el aparcamiento del parque (que está a 8 km de Torla), desde donde avanzamos hasta la casa de información del mismo y allí cogemos el camino que sale a nuestra derecha, donde pone “Senda de los Cazadores” “Faja de Pelay”.
Cruzaremos un puente sobre el río Arazas, y comenzaremos a ganar altura en forma de zigzag por la dura Senda de los Cazadores.
Al final del esfuerzo se llega al Mirador de Carcilarruego (1.950 m.), donde disfrutaremos de una bella panorámica del valle.
Pradera del Valle de Ordesa vista desde el mirador de Carcilarruego



Desde allí también podremos contemplar el Pico Salarons, Pico Gallinero, Circo de Cotatuero con su cascada, la Fraucata, Tobacor, y al fondo el Casco. (Se recomienda hacer este recorrido de subida, por la fuerte pendiente que existe, prácticamente 600 metros de desnivel en tan solo 2 km, recomendado únicamente para personas con un mínimo de experiencia en la montaña por el alto riesgo de accidentes por desprendimientos).
Desde aquí enlazaremos con un suave sendero que mantiene altura, discurriendo por la Faja de Pelay, y desde donde podemos contemplar la Brecha de Rolandosituado a una altitud de 2.804 metros en el macizo del Monte Perdido,
y una panorámica general del valle con Las Tres Sorores al fondo, (Picos de Monte Perdido (3.355 m), Cilindro (3.328 m), y Añisclo (3.263 m), llamado también, este último, Soum de Ramond).
De izquierda a derecha: Cilindro de Marboré, Monte Perdido y Añisclo.

Antes de descender hasta el fondo del Circo de Soaso (1.800 m), tendremos la ocasión de tomar el sendero que nos lleva hasta el Refugio de Góriz (2.160 m), o por el contrario llegar hasta el fondo del Valle y contemplar la bella cascada denominada “Cola de Caballo” (1.850 m).

Desde la Cola de Caballo también podremos acceder al Refugio de Góriz subiendo por las clavijas.
Vista de la faja de Pelay desde el circo de Soaso.

Tomamos el camino de vuelta hacia la pradera desde el fondo del valle,

paralelos al río Arazas, disfrutando de una sucesión de múltiples cascadas denominadas las Gradas de Soaso y llegando al llano de la Ribereta, con un pequeño abrigo (caseta de troncos).

Gradas de Soaso.


A partir de aquí el sendero se convierte en pista forestal. Nos adentramos en el bosque de las hayas, donde encontramos otro abrigo, y al final del bosque contemplaremos la Cascada del Estrecho (1.480 m), donde encontramos varios pequeños senderos que salen por nuestra izquierda y que descienden hacia el río a unos pequeños miradores naturales para disfrutar de dicho salto de agua.


También podemos disfrutar de la Cascada de Arripas (1.400 m), la última cascada fruto del deshielo, desde donde tomaremos fuerzas para llegar a nuestro punto de partida, la pradera de Ordesa (1.310 m), donde concluiremos nuestra ruta.


Una ruta espléndida en un enclave privilegiado.




No hay comentarios :